Medios y política, generando sensaciones.

Las acciones de las personas siempre están influenciadas, es su naturaleza. La Real Academia Española, la entidad que rige el idioma que hablamos, la define así: “Poder, valimiento, autoridad de alguien para con otra u otras personas o para intervenir en un negocio”. Este poder y autoridad para con otra persona/s no es necesariamente visible. El hecho de vivir en una sociedad ya nos hace participes de esta esfera de influencia, un tipo de tribuna en donde los ciudadanos sufren una dominación en lo que concierne a la cultura, economía y política. Esta dominación también puede ser observada entre naciones. Un país influenciado por otro (Guerra Fría: Corea del Norte, Cuba, Vietnam y la República Popular China estaban influenciadas por la Republica Soviética). Pero eso es otro análisis de niveles macro.
Esta influencia creada en los países, o más que creada, establecida naturalmente en los humanos ha sido tomada por la política, y los medios de comunicación, buscando ellos tener el control de los ciudadanos, respecto a sus pensamientos, acciones, de sus maneras de vivir, metiendo en esto último a todo lo que concierne el “vivir”.
Clara queda esta idea al mirar las noticias en televisión o en diario de tira nacional. ¿La política utiliza estos para influenciar al ciudadano común? Se puede decir que sí, aunque este análisis no pretende juzgar el hecho de que si esta acción es buena o mala.
Pero, ¿es concebible que esta influencia sea generada a propósito por algunos? Es probable que la mayoría de la población no esté “informada” de esta situación, ya que la hipocresía e indiferencia de políticos y ciertos medios de comunicación genera esto, la desinformación de las personas, logrando, en cierta forma, una cierta crisis en la responsabilidad de las personas con su educación, pero esta responsabilidad no es culpa de ellos, sino de los que influencian.
La globalización económica, ha logrado, por ejemplo, hacer que un sistema capitalista controle el mercado, entrando en este mercado todo lo que exista en el sentido material, siguiendo el sentido de esta ideología. Con la expansión de esta, en un sistema de democracia, que de democrático solo tiene el voto, existe la influencia de sus principios. Pero esta no es vista como influencia. Está casi naturalizada en la manera de vivir del mundo. Entonces, este conjunto de normas que rigen la conducta humana, la ética, ha sido tocada por un sistema globalizado, que ha generado una mundialización de la ética, dejando incierto el futuro, respecto a lo que serán las nuevas conductas sociales, y las posibles influencias de estas, esperando, que nazcan de las mismas personas, dejando de lado el poder de los pocos, para lograr así el poder de todos, influenciándonos por ideas creadas respecto a nuestros contextos, visiones y experiencias.

El aeropuerto.

El aeropuerto debe ser uno de los pocos lugares en donde se reúne tanta variedad de personas, colores, olores, clases sociales, gustos. En fin. De todo. Y todo eso sentado en un mismo tubo con asientos. Viajando hacia un mismo lugar, ocupando el mismo aire, rompiendo las mismas nubes, y asustándose con las mismas violentas turbulencias

Al bajar cada ser es llevado hacia caminos diferentes. He ahí, ese exacto momento en donde ya volvimos a ser distintos. Pero distintos por una cuestión social, una cuestión de dinero y de posición. Es así. Pero en el avión y en sus pasos previos a embarcar, somos todos iguales.

Dulcinea

La Pola, jugaba descalza en su patio, un pedazo de tierra de dos por dos, delimitado por dos casas que se levantaban ajenas al equilibrio, rogando que ningún viento mal intencionado se dejara sentir. Un palo de escoba roto, era su caballo Rocinante; le había preguntado a su profesor de Lengua el nombre de un caballo famoso, a lo que el docente de la escuela rural no dudo y respondió: “Rocinante, el caballo de Don Quijote”.

Pola, dueña de dos ojos negros grandes, no sabía quién era ese tan “Don”, pero le gustó el nombre. Sonreía en cada cabalgata que lograba hacer en el pequeño espacio. El barro, producto de una lluvia nocturna, le saltaba en todo el cuerpo, manchando un vestido rojo, que antes fue de su hermana mayor, y antes de su prima aún más grande.

A pesar de sus cortos nueve años, soñaba con salir de ahí. Su abuelo Simón, orador por esencia, amante de la lectura y ex sindicalista, le alimentaba a su nieta, los deseos de estudiar. Más de una tarde, la apartó del ruido de la casa para decirle: “Polita, tú serás alguien, lo sé”; mientras la niña, apuntaba con la frente el cielo, para mirarlo llena de convicción.

El lote, era su lugar. La enajenaba a su realidad. Una casa de madera con techo de lata, que alojaba a su hermana, su abuelo, su papá soltero y el hermano de este. Entre dos habitaciones y una sala, que hacía de cocina, living y baño, se acomodaban. Los ronquidos graves de su tío, adornaban las frías noches de invierno y más de algún desvelo de Pola.

A veces, entre una cabalgata y otra, mientras descansaba junto a Sancho -su profesor había ahondado en la historia del caballero español-, imaginaba a su madre, una morena menuda, de cara fina y pelo negro hasta el coxis. Mamá que no recuerda, puesto que cuando ella tenía dos años, salió rauda por la puerta de esa misma casa, alegando que quería de vuelta su vida y no volviendo hasta hoy, según lo que le cuenta su padre.

Cada tarde, ese patio, era un desfiladero de sueños. El color del cielo, le marcaba a Pola, un nuevo deseo. Habían quedado atrás los días de querer ser modelo, el discurso del abuelo, empezaba a tener vuelo. Quería luchar por Rocinante y su derecho a poder correr en un patio verde, devolverle la vida a su padre y hacer sentir orgulloso a Simón, este donde este.

Hoy, Pola camina en medio del campo. Es su último día de escuela, la cual deja con honores y un Quijote, releído.

Pequeños lindos mundos!

Twitter autor: https://twitter.com/@gxaton

Link Blog: http://catarsissindivan.blogspot.fr/

Momentos

Que es la vida sino momentos perfectos y exactos?

Momentos que encajan como una nota musical tras otra. Todo ya estuvo pensado, nada es algo nuevo. Estaba escrito, predispuesto. Lo negativo y triste fue colocado allí, es la trinchera anterior a la batalla. En donde todo sera puesto a prueba. Allí seremos humanos. Allí seremos nosotros en estado puro. Allí tendremos que encajar las notas musicales a la perfección, para generar la armonía necesaria para poder caminar en consciente.

Cuando todos duermen.

La calle duerme, los árboles la acompañan. No hay rastro de humanos ruidosos. Sólo queda lo creado y lo no creado. Todo se valora, se aprecia el viento mover hojas, pájaros volar entre árboles, cielo teñido con luces de la ciudad. La rutina en ese momento es la misma para todos…
Los colores tienen más viveza, el aire es más limpio. El cielo por fin se libera.

Ya no es naranjo. Comienza su transformación. Una gama de tonos en forma de abanico avanza lentamente de este a oeste. De Oriente a Occidente. Viene lenta pero rápidamente.
Las rutinas comienzan dispersas, los ruidos se acrecientan. La tierra se contrae, sabe lo que viene. Los sueños despiertan, las metas los acompañan de la mano. Las tristezas abren los ojos, la felicidad viene de lejos. El orgullo siempre primero, agarrado de su mano viene el miedo.
La vida se hace y comienzan a funcionar las creaciones del mundo. Se manifiestan sistemas, ideas, luchas, revoluciones personales y grupales.
El cansancio se asoma de repente , viene corriendo alrededor del círculo. Le gana a todo, nadie lo supera. Sólo las adicciones le hacen la batalla. El cansancio lo volverá a acechar, pero no lo saben.

La tierra mira de reojo, se quiere asomar.

Cuando se ven actitudes de amistad directa, siempre o casi, se ve una reacción de impresión por parte de terceros. Demostrando así que no es común de ver ciertas acciones afectivas y de lealtad hacia otros. ¿Será que el egoísmo e individualidad aumenta el ego? Se ve en el día a día: políticos luchando por sus ideas ocultas detrás de grandes frases populistas, grandes organizaciones tratando de convencer a la población con tal de lograr sus objetivos, dueños de negocios sin compasión hacia sus trabajadores.. Y así, ejemplos sobran.

En fin, la lealtad hacia otro es muy difícil de ver. Por eso las reacciones al verlas, como ya dije.

Lo escribo porque lo ví. El, caminante de la calle junto a dos amigos -se notaba que eran muy amigos, casi como hermanos, quizás-, ambos tres con un lento andar buscaban un lugar para dormir – ya era tarde-.
Mientras tanto, mi hermano me charlaba de lo que haríamos mañana. Temas no interesantes típicos de la madrugada.
Los tres amigos seguían fuera observando su alrededor, tranquilamente. Uno de ellos se recuesta en el lugar más cómodo, seguido por el segundo –Se reflejaba en su rostro las ganas que tenían de estar en esa situación.-. Aún así, faltó espacio para el tercero (por lo cual era el más robusto). Entonces este se quedó de pie afuera. Miraba a sus compañeros, pero estos ya dormían.
Sin nada más que hacer, se fue hacia un rincón, -no se veía muy confortable- entonces se recostó, se acurrucó y su única opción fue dormir.
Al pasar 10 minutos más o menos, los dos que estaban dentro abrieron sus ojos y se percataron de la falta de su amigo. Se levantaron, salieron y y comenzó la búsqueda. El tercero solo estaba a unos 30 metros.
Luego de un rato, llegaron a el. Quizás tenía frío, o quizás estaba incómodo, o quizás estaba bien, quien sabe.. Ellos solo veía que dormía después de haber tenido otro día de muchos pasos.
Abrió los ojos,-había sentido la presencia de ambos-, observó a sus compañeros y volvió a cerrarlos. Ambos dos, se recostaron en un costado cada uno, así le daban calor, eso querían, quizás… Así fue como desperdiciaron la comodidad por la unión y lealtad.

Y bueno, me paso lo mismo que a la mayoría, me impresione y reaccione con sentimiento a ver esa escena, escasa en lo cotidiano, más aún si es dentro de relaciones humanas…

Espero que ese gran trío de perros sigan dando ejemplo a mentes desarrolladas que cada día se les olvida lo importante de los valores básicos de la vida.

9 de enero del 2013